Vinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.x

Palabras

UNA NUEVA Y ESPECIAL OPORTUNIDAD…

 Hay muchas veces en las que la vida nos brinda nuevas oportunidades, momentos especiales para rehacer, para enmendar, para cambiar y así reconducir nuestra vida personal, también nuestra sociedad en cada una de las expresiones sociales y eclesiales como es nuestra Cofradía.

No cabe duda que la cuaresma y sobre todo la Pascua es un momento de parón importante en nuestra vida para los que como creyentes pensamos que se está expresando de una forma viva la salvación a través de Cristo muerto y resucitado.

Nuestra propia historia es un cúmulo de acontecimientos en los que Dios habla, Dios actúa y, por tanto, este Dios y Señor…, nos interpela.

Los que somos creyentes creemos permanentemente en la intervención constante de Dios a través de nuestra propia vida, dicho de otra manera tenemos la creencia de que Dios está presente, y de una forma actuante, como el verdadero sujeto de la historia que estamos viviendo.

En nuestra cofradía, estamos a punto de celebrar el 250 aniversario de la fundación en nuestra diócesis de Zaragoza, tenemos un motivo importante de alegría por toda esta historia recia que da personalidad y valor histórico a nuestra cofradía; Orgullo creyente por saber que durante muchos años se ha dado culto público al Nazareno; satisfacción por todo es esfuerzo con el que muchos cofrades han ido haciendo realidad en el tiempo la realización concreta de la Cofradía. Muchas veces no nos damos cuenta…, pero ¡hemos recibido un legado tan bonito, y a la vez tan grande…!

Por todo esto y recogiendo toda esta preciosa herencia es motivo para dar gracias a Dios, momento de hacer un parón en nuestra vida y en la vida de la cofradía para aprovechar este acontecimiento como una única e irrepetible oportunidad de construir una cofradía nueva basada en la hermandad, en el cariño y sobre la profunda creencia de que aquel que sufrió el martirio de la cruz, el Nazareno, resucitó y nos dio la vida nueva, la posibilidad de vivir resucitados apostando por la vida, por lo auténtico, por aquello que merece la pena ser vivido en serio y para siempre; Es una llamada a todos los cofrades para vivir la sinceridad en nuestra vida, la delicadeza en nuestras relaciones, lo gratuito en nuestro trabajo, el cariño y reconocimiento en nuestras palabras.

No es cuestión de bonitas palabras, es sobre todo momento de vivir todo lo que se nos ha transmitido con fuerza y con vigor. Tal vez podamos decir que el mejor homenaje que podemos ofrecer personalmente a este 250 aniversario sea el intento sincero de vivir estos valores. Si no lo hacemos estamos haciendo una celebración hueca, privada de contenido y por tanto vacía. Estoy seguro que los que sentimos y vibramos con el nazareno vamos a intentar dejar una herencia al menos tan buena como la que hemos recibido.

Una vez más, un año más el Nazareno vuelve a ser para nosotros una referencia inexcusable, única en nuestra vida por el valor de referencia básica que supone para nosotros, pero lo hace dándonos una lección ejemplificante parta todos.

Lo que habéis recibido gratis dadlo gratis…

Os animo a vivir con este espíritu estos días.

Vuestro consiliario. Fernando Arregui. Parroquia de San Miguel de los Navarros

 

High Quality Free Joomla Templates by MightyJoomla | Design Inspiration NewWPThemes